Hablar del Trujal Erroiz de Lantziego es hablar de olivo, es hablar de la variedad Arroniz, que tantas propiedades aporta a nuestro aceite, es hablar de uno de los cultivos bandera de Rioja Alavesa, que tanto ha aportado a lo largo de la historia a la Comarca.

Pero, si a lo anterior, añadimos el empuje, conocimiento, ganas de hacer bien las cosas de Dounia y Mikel, propietarios del trujal, más la colaboración de ese” maestro” del aceite, como es Jorge Martínez Bravo, no me extraña que se consigan esos dos Grandes Aceites de Oliva Virgen Extra como son “Erroiz Oliturri “(Manantial de aceites) y “Erroiz Premium”.

Este pequeño, pero excelente trujal, está plenamente arraigado a la tierra, tiene un modo de producir que, al ser practicado por quien cuida del territorio, está en condiciones de salvar variedades autóctonas, como es nuestra Arroniz, y por tanto la biodiversidad.

La pequeña escala, como el trujal Erroiz, son lugares de difusión del conocimiento, les invito a su actividad de Oleoturismo, donde se podrá visitar lo que denominaríamos la Catedral del aceite de Rioja Alavesa, como es el Trujal Municipal de Lantziego.

Aprovechemos la oportunidad de conocer Lantziego, visitar sus dos trujales mencionados, y degustar esas delicias de la marca Erroiz.

       Fernando Martínez-Bujanda Ruiz-Carrillo

       Ingeniero Técnico Agrícola