Desde que el impulsor de la recuperación del sector del Olivo y el Aceite de Rioja Alavesa, Fernando Martínez Bujanda, me invitó a colaborar en cursos, jornadas y otras actividades, he tenido la fortuna de ir conociendo, trabajando y disfutando junto a muchos enamorados de esta tierra y de sus productos.

Entre estos, tienen un lugar especial Dunia, Mikel y familia a quienes he podido acompañar en el desarrollo de su proyecto Erroiz, disfrutando con cada paso dado y cada mejora conseguida. Siempre con paciencia y con tesón. Sin prisas, que es como se hacen las cosas bien y se llega lejos.

Estos pasos han hecho que sean una referencia en cuanto al procesado de aceitunas en pequeños lotes de la variedad autóctona Arróniz, aportando todo el mimo y cuidado que se necesitan para conseguir la mayor calidad, tanto organoléptica (aroma y sabor) como química (por sus constituyentes, donde los polifenoles o antioxidantes naturales tienen un lugar destacado).

A quien lea estas líneas, le invitó a conocer sus aceites y disfrutar con lo obtenido a partir de la misma materia prima; aceitunas de la variedad Arróniz de Rioja Alavesa, que cosechadas en diferentes momentos junto con otros detalles aplicados en la elaboración, consiguen productos diferentes con los que disfrutar en función del momento, del plato o de los gustos.

En todo caso hablamos siempre de Aceite de Oliva Virgen Extra. Uno; Erroiz, para todo uso y que podemos encontrar en envases de 2 y 5 L y otros dos; Erroiz premium y Oliturri, que representan la exaltación del aceite y una tierra.

                      Jorge Martínez Bravo
Agricultor apasionado del aceite de calidad y de la buena gente